0

Hace 4 años, el mismo director y guionista, Todd Strauss-Schulson, sorprendió con The Final Girl, una comedia de terror sobre unos jóvenes que quedaron atrapados en una película slasher de los ´80. Sí bien ¿No es romántico?, no está escrita por él mismo, parte de una idea bastante parecida.

Rebel Wilson quien inició como actriz secundaria en comedias como Damas en guerra (Bridesmaids, 2011) y en el que su carrera fue creciendo constantemente en títulos tales como Despedida de soltera (Bachelorette, 2012)Espía por error (Grimsby, 2016) y Cómo ser soltera (How To Be Single, 2016), comenzó a tener papeles cada vez más importantes llegando, así, como protagonista con el personaje de Fat Amy en la exitosa Trilogía musical Pitch Perfect. Lo que ahora la lleva a protagonizar, una película exclusiva de Netflix, encarnando esta vez a una joven arquitecta, Natalie.

El film comienza con un prólogo de nuestra protagonista en su infancia mirando, fascinadamente, Mujer Bonita (Pretty Woman, 1990), un clásico novelista de Garry Marshall con Julia Robert y Richard Gere, pero su fascinación solo duro segundos cuando su madre interviene para derribar toda ilusión que tenía sobre las películas románticas.

Veinticinco años más tarde, Natalie, es acosada, discriminada, maltratada y hasta  asaltada en una estación de metrobus, lo que la lleva a recibir un golpe y al despertarse aparecer en una comedia romántica. Un mundo ideal dominado por sus reglas, sus convenciones, sus aspectos inverosímiles que la llevarán a tener a su propio galán multimillonario (Liam Hemsworth), lo que nos abre una brecha a un guion cliché, bizarro y sin sentido alguno.

El elenco de ¿No es romántico? se conforma con personajes sencillos, entre ellos esta el típico amigo gay (Brandon Scott Jones) o su compañero de trabajo y mejor amigo (Adam Devine), quien esta secretamente enamorado de ella.

Rebel Wilson a través de su carisma, hace que la exclusiva película de Netflix se vuelva entretenida y gratificante junto con sus diálogos.

¿No es romántico?, nos plantea un film con un mensaje completamente distinto a lo que estamos acostumbrados a ver en este estilo de películas. Al principio sentirás que nada tiene un sentido y que se torna todo tan aburrido y tan cliché que no sabes si seguir viéndola, pero el carisma de Wilson es lo que te lleva a continuar mirándola hasta el final, en dónde allí nos podremos sorprender, quizás, un poco.

 

 

5

Verónica Olivito
Periodista independiente Instagram: @Veroolivito ~Soy lo que soy ~

También te puede gustar

Comentarios

Dejá un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *