0

Pasaron 27 años desde que los miembros del Club de los Perdedores superaron sus miedos y se enfrentaron al malvado  y aterrador payaso Pennywise hasta hacerlo desaparecer de Derry. O eso pensaban, ya que como indica la profecía, cada 27 años el payaso despierta de su hibernación para generar para generar más cáos y violencia en el pequeño pueblo de Maine.

El grupo de adolescentes creció y a pesar de haberse prometido volver a juntarse si Pennywise regresaba, cual maldición, todos aquellos que abandonan Derry se olvidan de la existencia de “eso” y de los hechos que lo rodean.

Ahora Bill (James McAvoy) es un reconocido escritor y guionista -cualquier similitud con Stephen King no es pura coincidencia-, Beverly (Jessica Chastain) es una exitosa diseñadora de moda, Ben (Jay Ryan) ahora es delgado y se dedica a la arquitectura, Richie (Bill Hader) es humorista, Eddie (James Ransone) es asesor de riesgo, Stanley (Andy Bean) es contador en una importante empresa y Mike (Isaiah Mustafa) es bibliotecario y el único que se quedo en Derry.

Es por eso que Mike, el único que se quedó en el pueblo, deberá volver a juntar a todo el grupo cuando comienza a escuchar de apariciones de cuerpos mutilados cerca del rió. El resto es historia conocida para quienes leyeron el libro de Stephen King y vieron la miniserie de 1990, o historia por conocer para quienes le entran por primera vez con esta adaptación a cargo del director argentino Andy Muschietti.

Lo primero que hay que destacar es el gran cast elegido para interpretar a las versiones adultas de los chicos que vimos en el primer capítulo. No solo por las capacidades actorales -de hecho James McAvoy, Jessica Chastain y Bill Hader son los únicos con una carrera más conocida- sino por el gran parecido con sus contrapartes juveniles, incluso aquellos que sufrieron cambios físicos. Realmente nos hacen creer que son ellos.

La dirección, al igual que la primera parte, está muy bien realizada La fotografía es un factor muy importante en la película y los efectos especiales utilizados para la transformaciones de Pennywise están tan bien detallados que hace verosímil lo inverosímil. Quien escribe estas lineas no es una persona susceptible a asustarse con las películas de terror, pero acepta que en varias escenas pegó el típico jump scare o “saltito” en la butaca.

No es fácil para un director con apenas una película en su haber hacerse cargo de un proyecto tan importante, con una gran producción y encima estar dividido en dos partes con un largo lapso de tiempo narrativo entre ambas. Sin dudas, Muschietti con IT logró asentarse como uno de los directores más aclamados de Hollywood y eso se puede notar con las cantidad de proyectos importantes que le fueron ofrecidos.

Entrando en aquellos que se le puede criticar negativamente, en primer lugar tenemos su duración. El propio director dijo que originalmente tenía una película de casi 4 horas, además de anunciar un supercorte de casi 8 horas que incluirá las dos partes en conjunto más algunas escenas extras, lo que sin duda será toda una gran experiencia para los fanáticos. Pero para el espectador común hay momentos en la película que están de más y no aportan realmente a la trama, sobre todo las escenas con -el ya adulto- Henry Bowers, que si ya en la primera parte nos preguntamos hacia donde iba toda su historia, ahora nos preguntamos exactamente lo mismo. A la película tranquilamente le sobra una media hora de cinta.

En segundo lugar podemos decir que, salvo las excepciones de Beverly (Jessica Chastain) y Richie (Bill Hader, el mejor sin dudas) los personajes en sus versiones adultas no logran destacarse, ya sea individualmente o en grupo, tal como lo hacían sus versiones jóvenes, más allá de que todos tienen sus momentos. El caso más llamativo es el de Bill, que si en la primera parte era el líder del grupo, ahora lo vemos como uno más del grupo, a pesar de estar interpretado por un gran actor como lo es James McAvoy.

Quien si tiene más momentos destacados es Pennywise, que por momentos parece ser el principal protagonista de la película. Si en el capítulo uno los protagonistas fueron los losers, esta vez nos centramos un poco más en el payaso bailarín, más allá de que en lo personal hubiera esperado un desarrollo un poco más profundo sobre la historia de este personaje.

A pesar de todo esto, IT Capítulo 2 es un gran cierre para la historia que comenzó en el 2017 y cautivó millones de fanáticos, muchos de los cuales se acercaron al género por primera vez. Pocas veces una película de terror logra asustar, hacer reír y concluir con un final a pura emoción.

8

Brian Bahar
Periodista - Geek 🎞️📺📚🖥️📱🎵🎮 Director y editor de Multiverso Pop

También te puede gustar

Comentarios

Dejá un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *